Archivo para la categoría ‘Alojamiento’

Accesorios: La Rueda

Publicado por Hikari-chan El 24 - octubre - 2011

Rueda de 14cm de Plástico. Tamaño Ideal para Hamster Ruso.

Como todos sabemos, los hamsters son animales cuyo metabolismo es muy rápido. Por lo tanto, necesitan realizar una gran actividad: un hamster necesitará correr en torno a 8km diarios para mantenerse sano. Realizar todo este ejercicio diario es complicado, por eso, una rueda para que nuestro pequeño corra es indispensable.

Rueda de Madera. Foto tomada por Mai.

Ahora que sabemos que la rueda es necesaria, necesitamos saber qué rueda es mejor. Hay muchísimos tipos de rueda: de metal, de madera, de barrotes, de plástico, de pie, de pared, horizontales… Principalmente debemos tener 2 cosas claras antes de comprar nuestra rueda:

1- Debe de ser adecuada al tamaño de nuestro hamster. Si utilizamos una rueda demasiado pequeña, el animal se doblará la espalda y se hará daño. Al poco tiempo dejará de usar la rueda y no hará el ejercicio que necesita. Así mismo, si la rueda es demasiado grande, puede resultar muy pesada para nuestra mascota y que no sean capaces de moverla. Los tamaños adecuados son: para hamster sirio 19cm de diámetro mínimo, (ruedas mayores, de entre 24-27cm son también aptas) y para cualquier otra raza 12cm de diámetro mínimo.

Rueda de 14cm Demasiado Pequeña. Foto tomada por Mai.

2- La rueda deberá ser segura para los pequeños. Al correr, el movimiento de sus patas es muy rápido y ni ellos mismos son ca

paces de controlar donde están pisando. Por esto, las ruedas de barrotes o rombos son peligrosas para nuestras mascotas. Es muy fácil que se enganchen las patas y queden atrapados, que al correr se vayan rozando los tobillos y se hagan heridas  o incluso que lleguen a romperse una pata al colarse entre los barrotes.

Una vez salvados estos problemas, cualquier rueda puede servirnos. Desde aquí podemos aconsejaros varias cosas para que encontréis la rueda adecuada.

Rueda silenciosa. Foto tomada por Mai.

1- La rueda debe ser silenciosa. Una rueda que haga mucho ruido terminará por estresar a nuestra mascota. El traqueteo continuo y diario afectará a sus nervios volviéndolo cada vez más asustadizo.

2- Es recomendable que sea una rueda abierta. Hay algunos modelos, que al igual que las bolas de paseo, son cerradas. Estas ruedas tienen el inconveniente de tener una escasa ventilación y sumado a la cantidad de ejercicio que harán nuestros pequeños pueden llegar a ocasionar problemas de falta de oxígeno en nuestras mascotas.

Rueda de Malla Metálica. Foto sacada de http://www.stockphotos.mx

3- Es recomendable que sean fáciles de limpiar. Algunos hamsters (sobretodo las hembras en periodo de celo) manchan mucho las ruedas en las que corren. Por esto, es recomendable que tengamos ruedas de fácil limpieza para mantener la higiene de nuestros pequeños. En estos casos, las ruedas de madera no son recomendables para las hembras precisamente porque las manchan con mucha más facilidad.

Rueda de Metal de Barrotes. Peligrosa por los Enganches de Patas. Foto sacada de http://veterinariacentral .galeon.com/hamster2.htm

4- Que tengan una resistencia moderada. La rueda debe girar acorde a la fuerza que ejerzan nuestras mascotas. Si la rueda tiene mucha resistencia y gira con dificultad, nuestro hamster no será capaz de moverla. Si por el contrario la rueda no tiene ningún tipo de resistencia o tiene algún peso que la ayude a girar, cuando nuestra mascota se detenga saldrá despedida de la rueda con el correspondiente riesgo de golpearse y sufrir un accidente.

Rueda de 19cm de plástico duro. Aunque parezca grande, cuando el Sirio crezca sera del tamaño ideal.

5- Las ruedas horizontales son más recomendables que las verticales. Estas ruedas se asemejan más a las cintas de andar que nosotros utilizamos, y un factor muy importante, no limitan la visibilidad de nuestras mascotas (no tienen delante de la cara la superficie de la rueda sino que ven más allá). El problema de estas ruedas es que ocupan mucho más espacio, y no debemos dejar a nuestras mascotas sin sitio por el que moverse en su jaula.

6- A la hora de colocar las rueda debemos tener en cuenta que no debe rozar las paredes de la jaula. Con el peso del animal, las ruedas más endebles terminan por doblarse y por rozar la base de la jaula, provocando rozamiento con la base de la jaula.

Rueda Horizontal. Foto tomada por Mai.

7- Las ruedas de plástico son las más recomendables. Estas ruedas cumplen casi todos los requisitos: pesan poco y pueden moverlas con facilidad, son económicas, hay tanto horizontales como verticales, son fáciles de limpiar, las hay de diversos tamaños y en la mayoría de casos son de superficies lisas y no barrotes.

Ahora que ya conocemos las nociones básicas, debemos ser nosotros los que decidamos cual es la rueda más apropiada para nuestras mascotas.

Foto Colgante Cerrada.

Accesorios: La Casita

Publicado por Hikari-chan El 23 - julio - 2010

Casita de Plástico.

Para conseguir la completa comodidad de nuestra mascota necesitaremos proporcionarle una casita. Normalmente las jaulas traen sus propias casitas, pero si la nuestra no tiene tendremos que conseguirle una. Las casitas son obligatorias porque  nuestra mascota necesita un lugar de completa intimidad donde esconder su comida, hacer su nido y refugiarse de la luz y los ruidos. Para elegirla, lo más importante es el tamaño. Tendremos que elegir una casita en la que nuestro hamster entre y le quede espacio de sobra para montar su nido y almacenar comida. El material de la casita no es del todo relevante, pero si influye.

Casita de Madera. Foto tomada por Mai.

Las casitas de plástico aíslan del frío por lo que en invierno no dan ningún problema, pero no transpiran. Por eso en verano acumulan mucha humedad por las respiraciones del animal (ya que la respiración es prácticamente la única forma del hamster de eliminar calor) por lo que tendremos que tener cuidado para que no duerma en un sitio mojado. Además, si tiene dentro un material que acumula la humedad (como el papel de cocina) tendremos que cambiarlo bastante a menudo porque se queda mojado y deja mal olor. Este tipo de casa suelen ser bastante pequeñas pero si vemos que el animal las usa sin problema no debemos preocuparnos por ello.

Las casitas de madera son porosas y no acumulan humedad. También aíslan del frío por lo que son ideales para ellos tanto en invierno como en verano. Además suelen ser bastante espaciosas.

Casita de Arcilla. Foto tomada por Mai.

Las casitas de arcilla o barro (sin barnizar) cumplen las mismas características que las de madera: son porosas y no acumulan humedad. Además, el material es aislante por lo que en invierno estarán calentitos y en verano fresquitos. Estas casitas son ideales porque cumplen las necesidades de nuestros hamsters y al arañarlas les sirven para limar las uñas. Si la casa estuviera barnizada en invierno no conseguiríamos el efecto aislante ya que las paredes de la casa estarían heladas. Así mismo, no podría limarse las uñas con la arcilla.

Cuna de Borreguito.

También podemos encontrar cunas o tiendas de campaña de otros materiales como el borreguito. Este tipo de casas son ideales para el invierno ya que los mantienen muy calentitos. Sin embargo, en verano les dan demasiado calor y prefieren dormir al raso. Estas cunas tienen el problema de que los hamsters las arañan y las terminan destrozando en unos meses por lo que tendremos que andar comprando cunas regularmente para sustituirlas en cuanto queden hilos sueltos al alcance de la mascota.

Por último encontramos otro tipo de nidos. Podemos hacerles una casita vaciando un coco e incluso las hay de paja o esparto. Por los materiales son aislantes del frío y del calor y a su vez transpiran. Estos nidos vienen ya hechos (con sus túneles y agujeros) por lo que tenemos que tener muy en cuenta el tamaño que tienen para que nuestra mascota entre.

Artículo escrito por: Hikari-chan

El Sustrato

Publicado por Hikari-chan El 19 - julio - 2010

Como ya sabemos, debemos llenar el fondo de la jaula de nuestros hamsters con un material que sea cómodo e higiénico para ellos. A este material se le llama sustrato y si encontramos el adecuado evitaremos olores en las jaulas. Podemos hacerlo nosotros mismos, pero es mucho más fácil comprar un preparado en las tiendas ya que lo que nosotros podemos fabricar no suele ser lo más apropiado para ellos. Veamos los diferentes sustratos que podemos encontrar.

Viruta de Madera.

En primer lugar nos encontramos la viruta de madera o el serrín. Este sustrato es el más barato de todos y el más fácil de encontrar en las tiendas. Al mismo tiempo, es muy fácil de fabricar por nosotros mismos ya que con desmigajar madera o recoger el serrín que suelta lo tendríamos hecho. Sin embargo, no es bueno para nuestras mascotas por varios motivos.

  1. No es absorbente por lo que los pipis y las goteras de los bebederos se quedan sobre el sustrato y además de que la jaula coge un olor bastante desagradable, hamster se puede mojar y por ello enfermar con mucha facilidad.
  2. No es un sustrato limpio porque suelta y acumula muchísimo polvo. Eso puede obstruirles las vías respiratorias y provocarles problemas a la larga. Además, ese suele provocar alergias en muchas ocasiones e incluso agravar problemas con enfermedades cutáneas como la sarna.
  3. Se enreda muy fácilmente en el pelo. A los hamsters que tienen mucho pelo o el pelo algo larguito (los de angora o mezcla), se les engancha en el pelo y les produce malestar, enredos y tirones, además de que les estropea mucho el pelo.
Pellets de Madera Prensada.

Pellets de Madera Prensada.

Otro de los sustratos que podemos encontrar con bastante facilidad son los pellets de madera prensada o los pellets de lecho vegetal. Los pellets son cilindros compuestos por pequeñas porciones de material aglomerado o comprimido, de tal forma que elimina el polvo suelto que pudiera quedar en el serrín. Este sustrato es bastante efectivo ya que contiene poco polvo (siempre queda un poco ya que algún pellet termina por deshacerse en el saco), resulta muy absorbente y no se engancha en el pelaje de los animales. Cuando entran en contacto con líquido lo absorben y se deshacen formando una pasta fácilmente retirable de la jaula por lo que resulta mucho más limpio que la viruta. Sin embargo, también tiene sus problemas.

  1. Puesto que están compuestos por los mismos materiales, a aquellos hamsters que la viruta les dio alergia, es muy posible que los pellets también se la produzcan, aunque siempre en menos cantidad ya que el contacto con el pelaje es menor.
  2. Al ser un material tan grande, para que el sustrato no se mueva en la jaula y enganche las patas de los hamsters, hay que echar gran cantidad. Así mismo, para los hamsters más pequeños puede resultar molesto a la hora de andar sobre el sustrato.

Pellets de Papel Reciclado.

También podemos encontrar pellets de papel reciclado. Este sustrato está elaborado con periódicos biodegradables reciclados por lo que no contiene polvo. El sistema de funcionamiento es el mismo que el de los pellets de madera, por lo que es muy absorbente y tampoco se engancha al pelo del animal. Para eliminar las alergias es muy apropiado. Sin embargo, si decidimos comprarlo, tendremos que tener mucho cuidado ya que algunas marcas comerciales venden paquetes defectuosos que contienen alambres, papel de aluminio, plásticos e incluso hojas tintadas que pueden resultar tóxicas. Este sustrato podemos fabricarlo nosotros mismos con papel de periódico sin tinta alguna.

Lecho de Maíz.

Por último encontramos el lecho de maíz. Este sustrato está elaborado a partir de mazorcas de maíz por lo que no contiene polvo. Por su reducido tamaño es ideal para pequeños roedores ya que al andar sobre él no se harán daño en las patitas. Además, el material es muy absorbente y evita que se acumule la humedad dentro de la jaula. Este sustrato, al no estar compuesto por materiales vegetales o maderas, no provoca alergias y no se engancha en el pelo. El lecho de maíz es el sustrato más recomendable para estos animales.

Hay que aclarar que la arena de gato no se puede considerar un sustrato para los hamsters. El polvillo que suelta este material les obstruye las vías respiratorias y les causa grandes problemas. Además el material del que está compuesto les reseca la piel y pueden llegar a tener muchos problemas en las patas a la par que enfermedades cutáneas. Si además la arena es perfumada, terminará por atrofiar su sentido del olfato.

El heno o el papel de cocina o higiénico tampoco se pueden utilizar como sustrato. Estos materiales son apropiados para el nido del animal pero no como fondo de jaula ya que uno no es para anda absorbente y el otro permanece demasiado tiempo mojado, por lo que el animal terminaría por enfermar.

Pellets de Papel Reciclado de Mala Calidad. Foto tomada por Numadi.

Una vez que hemos elegido el sustrato que vamos a ponerle a nuestro pequeño, tenemos que tener en cuenta otros factores.

  1. La madera de los sustratos no puede ser de pino ni de cedro. Los hamsters contienen una sustancia en la saliva que disuelve los fenoles de las coníferas. Estos fenoles son tóxicos para nuestras mascotas y el pino y el cedro son dos coníferas con una altísima concentración de los mismos. Por eso, es vital que a la hora de elegir el sustrato, evitemos estas maderas a toda costa. Si además podemos evitar la madera de otras coníferas mejor, pero al tener menor concentración de fenoles no son tan peligrosas para nuestros pequeños.
  2. El sustrato que elijamos no debe estar aromatizado. Como ya sabemos los hamsters se guían por su sentido del olfato. Además marcan su territorio con el olor que desprenden a través de sus glándulas y para ellos, un sustrato perfumado puede ser muy confuso. Además, aquellos sustratos que tienen aromas fuertes, con una exposición prolongada en el tiempo pueden terminar por hacerles perder completamente el sentido del olfato. Si el sustrato es absorbente entonces no notaremos olores desagradables en la jaula.

Artículo escrito por: Hikari-chan.

La Jaula

Publicado por Hikari-chan El 11 - julio - 2010

Cuando adquirimos un hamster como animal doméstico tenemos que proporcionarle un hogar en el que pueda vivir. Ese hogar será su jaula y es necesario que cumpla una serie de características para que nuestro pequeño pueda sentirse bien en ella.

Jaula 70x40x40cm. Foto tomada por Numadi

No nos sirve cualquier recipiente ya que los hamsters son animales muy nerviosos y necesitan hacer una gran cantidad de ejercicio a lo largo del día. Las medidas mínimas para alcanzar un mínimo de comodidad son 70cm de largo, 40cm de alto y 30cm de fondo. Algo más pequeño hará que nuestras mascotas se estresen y se pasen el día mordiendo los barrotes de la jaula, esperando a que los saquemos a estirar las patitas. Debemos tener en cuenta que estas medidas son las mínimas para un solo hamster y que si decidiéramos arriesgar a tener más de un animal, cada uno necesitará un espacio individual equivalente, sino tendremos serios problemas de territorialidad. Si no encontramos una jaula adecuada para nuestros pequeños, siempre podemos apañarnos para unir dos jaulas y alcanzar así un tamaño adecuado para ellos.

Jaula de 67×36,5x65cm. Foto tomada por Mar93

En cuanto al tipo de jaula, nos sirve cualquiera, pero siempre es mejor hacerse con  una jaula especializada para hamsters. Para saber si nuestra jaula es adecuada debemos tener en cuenta varios factores.

La separación de los barrotes ha de ser proporcional al tamaño del hamster. Si utilizamos jaulas para pájaros o para cobayas, correremos el riesgo de que nuestro pequeño hamster pueda escapar entre los barrotes. Además, la raza Roborowski necesita una jaula con los barrotes más juntos ya que por su reducido tamaño puede escapar de las jaulas de tamaño estándar.

Jaulas Unidas por Tubos.

El material de la jaula también es importante. Podemos comprar jaulas de plástico o incluso fabricarlas nosotros mismos con módulos de almacenaje, pero tenemos que tener en cuenta que estos plásticos tienen que ser resistentes ya que los hamsters son grandes roedores y en una sola noche podrían destrozarlas y escapar. De la misma forma, una jaula de madera aglomerada o de cartón nos resultaría inútil ya que podrían hacerle un agujero con gran facilidad y escaparse. Si utilizamos una jaula de barrotes, deberemos asegurarnos de que sean suficientemente fuertes y que no los puedan romper con facilidad.

Jaula ampliada con un Módulo. Foto tomada por Rina.

La ventilación y la humedad son otro aspecto a tener en cuenta. Necesitamos una jaula que ventile correctamente y permita al aire circular para evitar acumular humedad dentro de la jaula. Por ello, las jaulas más adecuadas son de barrotes, pero también podemos utilizar un terrario o una jaula de plástico siempre que nos aseguremos de abrirlos completamente a diario para asegurarnos una buena ventilación. Este aspecto es muy importante ya que si acumuláramos mucha humedad dentro de la jaula, en vez de conseguir un lugar seguro para nuestro hamster, conseguiríamos un ambiente ideal para el cultivo de bacterias y nuestra mascota podría enfermar.

También es muy importante que nos aseguremos que las puertas de la jaula cierran correctamente. Puede parecer una tontería pero muchos hamsters han aprendido a abrir las puertas de sus jaulas y escapar por la noche. Siempre debemos asegurarnos de que están bien cerradas, y en caso de haber presenciado alguna fuga, es conveniente asegurar las puertas con pequeños candado o alambres.

Jaula Especializada de Plástico

Por último debemos hablar de la colocación de la jaula. No podemos dejarla al sol ya que el calor podría matar a nuestro pequeño. Tampoco puede estar situada entre corrientes de aire puesto que son muy delicados y se acatarran fácilmente. Lo ideal es colocarla en una habitación silenciosa, que se mantenga entre 16 y 26 grados centígrados todo el año y se mantenga en relativa oscuridad durante el día. De esta forma nuestra mascota podrá descansar durante el día y salir a jugar por las noches.

Artículo escrito por: Hikari-chan

Vídeo

Etiquetas

About Me

hikari@masquehamsters.com chuby@masquehamsters.com

Twitter

    Photos

    Sin título-5Sin título-1la caza del maízDSCN3614DSCN3612DSCN3611DSCN3609DSCN3610