Archivo para la categoría ‘Selección’

Elección y Selección del Hamster

Publicado por Hikari-chan El 22 - mayo - 2010

Elección:

Elegir un hamster no es una tarea fácil. Cada raza tiene sus características particulares y dependiendo de qué es lo que buscamos o qué podemos permitirnos, tendremos que decantarnos por unos u otros hamsters. Si diferenciamos por razas, nos encontramos con lo siguiente:

Hamster Sirio.

El Hamster Sirio es el hamster más grande que podemos encontrar como animal doméstico. Son animales muy territoriales y no toleran la competencia por lo que sólo podremos tener uno por jaula, si no es así, se matarán entre ellos. Sin embargo, a la hora de tratar con los humanos su carácter es bastante dócil. Son animales cariñosos y juguetones y raras veces salen mordedores. Eso sí, al ser animales tan grandes necesitan jaulas de gran tamaño, sino el animal se estresará. Además, anhelan la libertad y necesitan salir a jugar fuera de sus jaulas una o dos horas al día. Si tienes tiempo para gastar en estos pequeños y vas a adquirir tu primer hamster, el Sirio es una buena elección.

Hamster Ruso.

En cuanto al Hamster Ruso, encontramos algunas diferencias con respecto a los sirios. Estos animales siguen siendo territoriales, sobre todo los de Campbell. Raras veces podemos hacer que dos rusos convivan en la misma jaula y siempre arriesgándonos a que terminen por pelear hasta la muerte. Sin embargo, en algunos casos podemos encontrar que hamsters de una misma camada que nunca han sido separados son capaces de convivir entre ellos. Su carácter con los humanos es bastante dócil, aunque los rusos de Campbell suelen ser algo más agresivos que sus compañeros los rusos de Zungaria. Por lo general son cariñosos y no muerden. Además suelen ser más caseros que los sirios y no requieren tanta atención de sus dueños. Si no dispones de mucho tiempo y quieres un compañero cariñoso, esta raza es la mejor elección. Además, como primer hamster un ruso de Zungaria es bastante dócil, con un ruso de Campbell podrías tener algún problema si eres un novato.

Hamster Roborowski.

A diferencia que las otras razas, el Hamster Roborowski es una especie bastante social. En muchos casos pueden llegar a convivir más de un animal en una misma jaula, aunque tenemos que tener en cuenta que si el territorio es pequeño, terminarán por pelear por conseguir los recursos de la jaula. Antes de meter a dos pequeños en una misma jaula tenemos que tener en cuenta que siempre existe riesgo de peleas y que los hamsters no son animales sociales por lo que aun estando solos no sentirán soledad. En cuanto a su carácter con los humanos, estos pequeños son muy ariscos y no les gusta el contacto físico. Es muy difícil domesticar a un Roborowski y hay mucha gente que no ha conseguido que su mascota dejara de morderla en toda su vida. Además, estos pequeños son muy asustadizos y muy rápidos por lo que es bastante difícil cogerlos. Estos animales son ideales como mascotas de exposición: tienen su jaula y viven felizmente dentro de ellas sin requerir atención de sus dueños. Son muy caseros y por lo general no les gusta que los saquen de su territorio, en nuestro caso, de su jaula. Si vas a tener tu primer hamster no es recomendable que compres un Roborowski y sobretodo debes tener en cuenta que no una mascota apropiada para un niño.

Selección:

Una vez que hemos decidido cual es la raza del hamster que queremos, tenemos que pasar a seleccionar nuestro animal. Lo primero que debemos tener en cuenta es que los hamsters son animales baratos y que por tanto no es necesario buscar una ganga. Es preferible comprar el animal en una tienda o un criadero de prestigio a comprárselo a cualquier particular, ya que no sabemos en qué condiciones tendrá el animal. Si decides comprarle tu animal a un particular, ten muy claro lo que vas a hacer y no se lo compres al primer desconocido sino a una persona de fiar.

Hamster Sirio de 35 días. Foto tomada por Mai.

Lo ideal es comprar un ejemplar joven y sano, que tenga entre mes y medio y 3 meses. Si compras un ejemplar demasiado joven, el pequeño será muy asustadizo y hasta los 2 o 3 meses no conseguirás socializar con él ni adiestrarlo.

Una vez tengamos clara la edad de los pequeños, tenemos que ser un poco precavidos a la hora de elegirlos. Para ello debemos asegurarnos de que el animal que hemos elegido está en buenas condiciones físicas. Por ello, debemos pedirle al dependiente de la tienda que nos enseñe el animal: fíjate en que tenga buen carácter, que tenga el pelo suave y brillante, los ojos brillantes y que de impresión de solidez, los ejemplares flacuchos o huesudos no son buenas elecciones. Además, podemos fijarnos en otras muchas características:

En primer lugar, las orejas. Mirándoles las orejas podemos saber si un hamster es joven o por el contrario ya es adulto. Los jovencitos tienen una fina pelusa blanca en el interior de las orejas y a medida que el hamster se hace adulto sus orejas pierden el pelo y se vuelven brillantes. También podemos encontrarnos con animales que tienen muescas en las orejas. Estas muescas son síntomas de peleas, de mordiscos de otros hamsters aunque en algunos casos son marcas de los criadores, para diferenciar a sus animales. No debemos darles mayor importancia ya que no afectan a su salud.

Hamster Ruso. Foto tomada por Rina.

También debemos examinar cuidadosamente su nariz, ojos y patas. Fíjate que no tengan abultamientos ni heridas. Si su nariz gotea o le lloran los ojos nos encontraremos ante un hamster enfermo. Además, si el animal se mueve de forma lenta y temblorosa también deberás descartarlo.

Otro síntoma de mala salud es que nos encontremos al animal con la cola mojada. Estos animales no superan enfermedades como la diarrea por lo que si nos encontramos al animal con la cola mojada, es muy posible que no aguante más de unos días. Tampoco te olvides comprobar que el animal no tiene calvas o que se le caiga el pelo.

A la hora de elegir el sexo, si vamos a tener a un solo animal no tendremos problemas. Por lo general, las hembras son algo más ariscas, sobretodo en épocas de embarazo o cuando están envejecidas. Sin embargo, desde mi experiencia personal, tengo que añadir que algunas hembras, cuando están en celo se muestran especialmente cariñosas con sus dueños. Si escoges una hembra, asegúrate de que no esté embarazada. Para ello, deberás compararla con otras hembras, las embarazadas tienen la parte posterior del cuerpo abultada, en forma de pera.

Hamster embarazada. Foto tomada por Mai.

Ahora que tenemos claro que animal queremos, podemos pedirle al vendedor que nos saque el ejemplar para examinarlo mejor. Deja que sea él quien lo saque de la jaula y nos deposite sobre una mesa. Una vez en la mesa déjale tiempo para que se acostumbre a tu presencia y no trates de cogerlo directamente, lo más seguro es que esté asustado y que te lleves un buen mordisco. Si estás nervioso es mejor que no seas tú quien lo coja y que le pidas al vendedor que te muestre al pequeño para que compruebes que sus características físicas son buenas. Si vieras al animal excesivamente nervioso, chillando o mordiendo desesperadamente será mejor que elijas otro ejemplar. Eso sí, ten siempre en cuenta el carácter de cada pequeño, si tu elegido es un Roborowski ese comportamiento resultaría bastante normal.

Ahora que tienes a tu pequeño, disfruta de su compañía :)

Artículo escrito por: Hikari-chan

Popularity: 55% [?]

Vídeo

Etiquetas

About Me

hikari@masquehamsters.com chuby@masquehamsters.com

Twitter

    Photos

    Sin título-5Sin título-1la caza del maízDSCN3614DSCN3612DSCN3611DSCN3609DSCN3610