La Jaula

Publicado por Hikari-chan El 11 - julio - 2010Añadir comentarios

Cuando adquirimos un hamster como animal doméstico tenemos que proporcionarle un hogar en el que pueda vivir. Ese hogar será su jaula y es necesario que cumpla una serie de características para que nuestro pequeño pueda sentirse bien en ella.

Jaula 70x40x40cm. Foto tomada por Numadi

No nos sirve cualquier recipiente ya que los hamsters son animales muy nerviosos y necesitan hacer una gran cantidad de ejercicio a lo largo del día. Las medidas mínimas para alcanzar un mínimo de comodidad son 70cm de largo, 40cm de alto y 30cm de fondo. Algo más pequeño hará que nuestras mascotas se estresen y se pasen el día mordiendo los barrotes de la jaula, esperando a que los saquemos a estirar las patitas. Debemos tener en cuenta que estas medidas son las mínimas para un solo hamster y que si decidiéramos arriesgar a tener más de un animal, cada uno necesitará un espacio individual equivalente, sino tendremos serios problemas de territorialidad. Si no encontramos una jaula adecuada para nuestros pequeños, siempre podemos apañarnos para unir dos jaulas y alcanzar así un tamaño adecuado para ellos.

Jaula de 67×36,5x65cm. Foto tomada por Mar93

En cuanto al tipo de jaula, nos sirve cualquiera, pero siempre es mejor hacerse con  una jaula especializada para hamsters. Para saber si nuestra jaula es adecuada debemos tener en cuenta varios factores.

La separación de los barrotes ha de ser proporcional al tamaño del hamster. Si utilizamos jaulas para pájaros o para cobayas, correremos el riesgo de que nuestro pequeño hamster pueda escapar entre los barrotes. Además, la raza Roborowski necesita una jaula con los barrotes más juntos ya que por su reducido tamaño puede escapar de las jaulas de tamaño estándar.

Jaulas Unidas por Tubos.

El material de la jaula también es importante. Podemos comprar jaulas de plástico o incluso fabricarlas nosotros mismos con módulos de almacenaje, pero tenemos que tener en cuenta que estos plásticos tienen que ser resistentes ya que los hamsters son grandes roedores y en una sola noche podrían destrozarlas y escapar. De la misma forma, una jaula de madera aglomerada o de cartón nos resultaría inútil ya que podrían hacerle un agujero con gran facilidad y escaparse. Si utilizamos una jaula de barrotes, deberemos asegurarnos de que sean suficientemente fuertes y que no los puedan romper con facilidad.

Jaula ampliada con un Módulo. Foto tomada por Rina.

La ventilación y la humedad son otro aspecto a tener en cuenta. Necesitamos una jaula que ventile correctamente y permita al aire circular para evitar acumular humedad dentro de la jaula. Por ello, las jaulas más adecuadas son de barrotes, pero también podemos utilizar un terrario o una jaula de plástico siempre que nos aseguremos de abrirlos completamente a diario para asegurarnos una buena ventilación. Este aspecto es muy importante ya que si acumuláramos mucha humedad dentro de la jaula, en vez de conseguir un lugar seguro para nuestro hamster, conseguiríamos un ambiente ideal para el cultivo de bacterias y nuestra mascota podría enfermar.

También es muy importante que nos aseguremos que las puertas de la jaula cierran correctamente. Puede parecer una tontería pero muchos hamsters han aprendido a abrir las puertas de sus jaulas y escapar por la noche. Siempre debemos asegurarnos de que están bien cerradas, y en caso de haber presenciado alguna fuga, es conveniente asegurar las puertas con pequeños candado o alambres.

Jaula Especializada de Plástico

Por último debemos hablar de la colocación de la jaula. No podemos dejarla al sol ya que el calor podría matar a nuestro pequeño. Tampoco puede estar situada entre corrientes de aire puesto que son muy delicados y se acatarran fácilmente. Lo ideal es colocarla en una habitación silenciosa, que se mantenga entre 16 y 26 grados centígrados todo el año y se mantenga en relativa oscuridad durante el día. De esta forma nuestra mascota podrá descansar durante el día y salir a jugar por las noches.

Artículo escrito por: Hikari-chan

Los Hamsters y el Agua

Publicado por Hikari-chan El 10 - julio - 2010Añadir comentarios

Bebedero de “Gota a Gota”

Existe la creencia de que los hamsters, al ser animales de climas secos, no necesitan beber agua ya que se hidratan a partir de las frutas y verduras frescas que comen. Esta creencia es completamente falsa ya que todos los hamsters necesitan beber agua a diario. Incluso en la naturaleza, antes de acostarse beben del rocío de las plantas para suplir la falta de líquido ya que con las plantas que comen no es suficiente.

Bebedero de Pájaro

Los hamsters domésticos necesitan tener siempre a su disposición un bebedero con agua fresca, pero no cualquier agua les sirve. El agua que debemos proporcionar a nuestras mascotas debe de ser de botella, preferentemente aquella que sea de mineralización débil. Nunca debemos darles agua del grifo directamente ya que la cantidad de sustancias que lleva (cal, hierro, cloro…) podría provocarles diarrea y matarlos en menos de 24 horas. Si no acostumbramos a comprar agua embotellada entonces deberemos filtrarles el agua del grifo o incluso hervirla antes de dársela para matar las bacterias y eliminar los residuos sólidos que el agua pueda contener.

Bolitxiki bebiendo. Foto tomada por Mai.

También tenemos que tener en cuenta el bebedero. No podemos ponerle un cuenco con agua ya que el hamster la volcaría y terminaría mojando toda la jaula y mojándose él mismo, lo que perjudicaría la salud del pequeño por lo que hay que comprar un bebedero especializado. Hay bebederos especializados para hamsters consistentes en una botella con una boquilla equipada de una bolita que se encarga de la difusión del agua. El hamster muerde o chupa la bolita y esta deja escapar el agua gota a gota de tal forma en que el hamster puede beber sin llegar a ahogarse. También podemos equipar la jaula con un bebedero de pájaro, de esta forma evitamos que el hamster pueda volcar el agua y evitaremos los posibles goteos de los bebederos “gota a gota”.

El mantenimiento del bebedero debe hacerse como mucho cada dos días. Para ellos es necesario cambiar el agua de los bebederos y enjuagarlos con abundante agua corriente. Además, una vez por semana es conveniente lavar la boquilla del bebedero ya que al entrar en contacto directo con la saliva del hamster puede acumular bacterias.

Artículo escrito por: Hikari-chan

Alimentación

Publicado por Staff Más que Hamsters El 16 - junio - 2010Añadir comentarios

Introducción

Pienso y Soja

En las tiendas de animales y en la sección de mascotas de los supermercados podemos encontrar una amplia variedad de piensos para hamster y alimentación complementaria. Además, algunas tiendas nos permiten elaborar nuestro propio pienso, que es una opción muy recomendada (siempre que se tengan claras las necesidades alimenticias del hamster).

Bien es cierto que no todas las marcas son iguales y por ello encontraremos piensos más equilibrados y adecuados que otros. Por esta razón, es muy aconsejable consultar la composición de los distintos piensos y la información nutricional proporcionada. El alimento debe ser bajo en grasas (las pipas, los cacahuetes y las nueces tienen un alto contenido en grasa) por supuesto, no debe contener azúcar y debe tener una amplia variedad de componentes. Los piensos buenos, por lo general, suelen contener proteína animal.

Brotes de Lenteja

Otra opción recomendada es la de mezclar varios piensos de hamster para conseguir una mezcla mas equilibrada, e incluso podemos añadir a nuestra mezcla alimentos como avena, soja verduras secas, mazorcas de maíz secas, alpiste para pájaro, millo, etc. que siempre deberán estar a disposición del hamster en su comedero. Incluso, para hacer más apetecible la dieta de nuestras mascotas podemos ofrecerles brotes de legumbres (soja, lentejas, garbanzos, etc.) que podemos plantar fácilmente en algodón o en una maceta con tierra.

Plantas recomendadas

Por otro lado entre las plantas mas recomendadas tenemos el heno, que siempre deberá estar a disposición del hamster (que es bueno para la flora intestinal y suelen usarlo para hacer el nido); alfalfa, la podemos encontrar en forma de galletas o cereales; el diente de león, la hierba fresca y el trébol son muy recomendables (ojo con el trébol que no se puede dar durante el embarazo y la lactancia). Todas estas plantas se comercializan en los comercios, y en caso de recolectarlas nosotros mismos deberemos comprobar que procedan de una zona libre de contaminación y de pesticidas que puedan resultar perjudiciales para la salud del hamster, y deberemos posteriormente deberemos dejar que se sequen (alrededor de 15 días).

 

Alimentos frescos

En cuanto a las frutas y verduras, lo recomendable es que el animal tenga al menos una pieza de fruta y de verdura diaria. Pero ojo, no es recomendable abusar de las frutas ricas en azúcar (como las cerezas o la sandia), de las verduras de hoja verde (como la lechuga), de la zanahoria (ya que a la larga puede ocasionar problemas de hígado), los frutos secos y determinadas frutas que son ricas en grasa (como los cacahuetes o el plátano). Podemos preparar ensaladas con frutas y verduras variadas y ofrecérselas 3 ó 4 veces a la semana, lo importante es variar para que el animal tenga una dieta equilibrada y no se canse de comer siempre lo mismo. Y no debemos olvidarnos de retirar las sobras por la mañana, ya que los alimentos frescos se pudren en poco tiempo y podrían llegar a formarse bichos.

Proteína animal

¿Es necesaria la proteína animal? Existe una diversidad de opiniones acerca de esta pregunta. Mientras unos expertos opinan que se le debe ofrecer al menos una vez a la semana, otros opinan que no es necesaria y que solo se debe ofrecer a las hembras embarazadas, durante la lactancia y una vez al mes al resto de los hamsters. Podemos encontrar esta proteína en el queso (el mas recomendable es el blanco), el yogurt (blanco y sin azúcar), los gusanos de la harina, el jamón y el pavo cocido (sin sal), carne de ternera, buey o pollo, el huevo cocido (sin sal y sin yema) croquetas de perro o de gato. Deberemos evitar la carne de cerdo y la yema de huevo.

 

Alimentos complementarios

En cuanto a los alimentos complementarios, deberán ser ofrecidos al hamster como recompensa (por ejemplo, un par de veces a la semana). Tenemos una gran variedad de ellos a nuestra disposición como barritas, frutas deshidratadas, rosquillas, pasteles, cereales, gelatinas, etc. Lo mas habitual son las barritas, que deberán estar siempre a disposición del animal, ya que son buenas para poder limar los dientes y evitar mal-oclusión. Sin embargo, también podemos elaborar nuestras propias galletas para hamster en unos sencillos pasos:

Ingredientes

-Harina

-Agua

-Los alimentos preferidos de nuestro hamster.

Se mezcla la harina, el agua y los alimentos hasta que quede una masa mas o menos consistente, después hacemos la forma de las galletas y las metemos al horno hasta que se queden duras, o bien el microondas. Nuestro hamster se entretendrá quitando sus alimentos preferidos y ayudará a limar sus dientes. Al ser un alimento casero deberemos tirarlo como máximo tras una semana.

Otros

Y por último, tenemos las vitaminas, que no son necesarias si seguimos las pautas correctas de alimentación, ya que nuestro hamster tendrá defensas y vitaminas de sobra. Las piedras de calcio y minerales se pueden añadir a su dieta, pero suelen ignorarlas. Y tenemos la opción de poner ramas en la jaula para que el animal las roa, pero ojo, nunca deberán ser ni de pino ni de cedro ya que son tóxicas, y lo mas recomendable son las ramas de los árboles frutales y sobre todo que estén lejos de los pesticidas y la contaminación de las ciudades.

Otros Alimentos

Artículo escrito por: Chuby

Elección y Selección del Hamster

Publicado por Hikari-chan El 22 - mayo - 2010Añadir comentarios

Elección:

Elegir un hamster no es una tarea fácil. Cada raza tiene sus características particulares y dependiendo de qué es lo que buscamos o qué podemos permitirnos, tendremos que decantarnos por unos u otros hamsters. Si diferenciamos por razas, nos encontramos con lo siguiente:

Hamster Sirio.

El Hamster Sirio es el hamster más grande que podemos encontrar como animal doméstico. Son animales muy territoriales y no toleran la competencia por lo que sólo podremos tener uno por jaula, si no es así, se matarán entre ellos. Sin embargo, a la hora de tratar con los humanos su carácter es bastante dócil. Son animales cariñosos y juguetones y raras veces salen mordedores. Eso sí, al ser animales tan grandes necesitan jaulas de gran tamaño, sino el animal se estresará. Además, anhelan la libertad y necesitan salir a jugar fuera de sus jaulas una o dos horas al día. Si tienes tiempo para gastar en estos pequeños y vas a adquirir tu primer hamster, el Sirio es una buena elección.

Hamster Ruso.

En cuanto al Hamster Ruso, encontramos algunas diferencias con respecto a los sirios. Estos animales siguen siendo territoriales, sobre todo los de Campbell. Raras veces podemos hacer que dos rusos convivan en la misma jaula y siempre arriesgándonos a que terminen por pelear hasta la muerte. Sin embargo, en algunos casos podemos encontrar que hamsters de una misma camada que nunca han sido separados son capaces de convivir entre ellos. Su carácter con los humanos es bastante dócil, aunque los rusos de Campbell suelen ser algo más agresivos que sus compañeros los rusos de Zungaria. Por lo general son cariñosos y no muerden. Además suelen ser más caseros que los sirios y no requieren tanta atención de sus dueños. Si no dispones de mucho tiempo y quieres un compañero cariñoso, esta raza es la mejor elección. Además, como primer hamster un ruso de Zungaria es bastante dócil, con un ruso de Campbell podrías tener algún problema si eres un novato.

Hamster Roborowski.

A diferencia que las otras razas, el Hamster Roborowski es una especie bastante social. En muchos casos pueden llegar a convivir más de un animal en una misma jaula, aunque tenemos que tener en cuenta que si el territorio es pequeño, terminarán por pelear por conseguir los recursos de la jaula. Antes de meter a dos pequeños en una misma jaula tenemos que tener en cuenta que siempre existe riesgo de peleas y que los hamsters no son animales sociales por lo que aun estando solos no sentirán soledad. En cuanto a su carácter con los humanos, estos pequeños son muy ariscos y no les gusta el contacto físico. Es muy difícil domesticar a un Roborowski y hay mucha gente que no ha conseguido que su mascota dejara de morderla en toda su vida. Además, estos pequeños son muy asustadizos y muy rápidos por lo que es bastante difícil cogerlos. Estos animales son ideales como mascotas de exposición: tienen su jaula y viven felizmente dentro de ellas sin requerir atención de sus dueños. Son muy caseros y por lo general no les gusta que los saquen de su territorio, en nuestro caso, de su jaula. Si vas a tener tu primer hamster no es recomendable que compres un Roborowski y sobretodo debes tener en cuenta que no una mascota apropiada para un niño.

Selección:

Una vez que hemos decidido cual es la raza del hamster que queremos, tenemos que pasar a seleccionar nuestro animal. Lo primero que debemos tener en cuenta es que los hamsters son animales baratos y que por tanto no es necesario buscar una ganga. Es preferible comprar el animal en una tienda o un criadero de prestigio a comprárselo a cualquier particular, ya que no sabemos en qué condiciones tendrá el animal. Si decides comprarle tu animal a un particular, ten muy claro lo que vas a hacer y no se lo compres al primer desconocido sino a una persona de fiar.

Hamster Sirio de 35 días. Foto tomada por Mai.

Lo ideal es comprar un ejemplar joven y sano, que tenga entre mes y medio y 3 meses. Si compras un ejemplar demasiado joven, el pequeño será muy asustadizo y hasta los 2 o 3 meses no conseguirás socializar con él ni adiestrarlo.

Una vez tengamos clara la edad de los pequeños, tenemos que ser un poco precavidos a la hora de elegirlos. Para ello debemos asegurarnos de que el animal que hemos elegido está en buenas condiciones físicas. Por ello, debemos pedirle al dependiente de la tienda que nos enseñe el animal: fíjate en que tenga buen carácter, que tenga el pelo suave y brillante, los ojos brillantes y que de impresión de solidez, los ejemplares flacuchos o huesudos no son buenas elecciones. Además, podemos fijarnos en otras muchas características:

En primer lugar, las orejas. Mirándoles las orejas podemos saber si un hamster es joven o por el contrario ya es adulto. Los jovencitos tienen una fina pelusa blanca en el interior de las orejas y a medida que el hamster se hace adulto sus orejas pierden el pelo y se vuelven brillantes. También podemos encontrarnos con animales que tienen muescas en las orejas. Estas muescas son síntomas de peleas, de mordiscos de otros hamsters aunque en algunos casos son marcas de los criadores, para diferenciar a sus animales. No debemos darles mayor importancia ya que no afectan a su salud.

Hamster Ruso. Foto tomada por Rina.

También debemos examinar cuidadosamente su nariz, ojos y patas. Fíjate que no tengan abultamientos ni heridas. Si su nariz gotea o le lloran los ojos nos encontraremos ante un hamster enfermo. Además, si el animal se mueve de forma lenta y temblorosa también deberás descartarlo.

Otro síntoma de mala salud es que nos encontremos al animal con la cola mojada. Estos animales no superan enfermedades como la diarrea por lo que si nos encontramos al animal con la cola mojada, es muy posible que no aguante más de unos días. Tampoco te olvides comprobar que el animal no tiene calvas o que se le caiga el pelo.

A la hora de elegir el sexo, si vamos a tener a un solo animal no tendremos problemas. Por lo general, las hembras son algo más ariscas, sobretodo en épocas de embarazo o cuando están envejecidas. Sin embargo, desde mi experiencia personal, tengo que añadir que algunas hembras, cuando están en celo se muestran especialmente cariñosas con sus dueños. Si escoges una hembra, asegúrate de que no esté embarazada. Para ello, deberás compararla con otras hembras, las embarazadas tienen la parte posterior del cuerpo abultada, en forma de pera.

Hamster embarazada. Foto tomada por Mai.

Ahora que tenemos claro que animal queremos, podemos pedirle al vendedor que nos saque el ejemplar para examinarlo mejor. Deja que sea él quien lo saque de la jaula y nos deposite sobre una mesa. Una vez en la mesa déjale tiempo para que se acostumbre a tu presencia y no trates de cogerlo directamente, lo más seguro es que esté asustado y que te lleves un buen mordisco. Si estás nervioso es mejor que no seas tú quien lo coja y que le pidas al vendedor que te muestre al pequeño para que compruebes que sus características físicas son buenas. Si vieras al animal excesivamente nervioso, chillando o mordiendo desesperadamente será mejor que elijas otro ejemplar. Eso sí, ten siempre en cuenta el carácter de cada pequeño, si tu elegido es un Roborowski ese comportamiento resultaría bastante normal.

Ahora que tienes a tu pequeño, disfruta de su compañía :)

Artículo escrito por: Hikari-chan

Especies de Hamster

Publicado por Hikari-chan El 17 - mayo - 2010Añadir comentarios

A pesar de que se conocen hasta 18 especies diferentes, principalmente se han comercializado 5 de esas especies como hamsters domésticos.

Hamster Sirio escalando

En primer lugar nos encontramos con el Hamster Sirio, también conocido como hámster Común o Dorado y cuyo nombre científico es Mesocricetus Auratus. Se descubrió en Siria en el año 1930 pero hasta mucho después no se popularizó como animal de compañía. Esta raza es de las más grandes llegando a medir entre 15 y 20 centímetros y con un peso aproximado entre 120 y 180 gramos, siempre dependiendo del tamaño. Existen muchas variedades en cuanto a los colores y el pelaje de estos hamsters, pero sobretodo destaca la variedad de pelo largo a la que se denomina angora. Además, se caracteriza por ser un animal muy territorial que no es capaz de vivir en compañía con otros animales de su misma especie. Si una vez alcanzada la madurez sexual mantienes más de un hamster sirio en la misma jaula, ten por seguro que pelearán hasta la muerte por el territorio.

Hamster Ruso de Campbell

Siguiendo con la relación de tamaño y ya dentro de los hamsters enanos, nos encontramos con el Hamster Ruso de Campbell cuyo nombre científico es Phodopus Campbelli. Esta especie fue descubierta en el año 1905. Estos animales son más pequeños que los Hamsters Sirios, llegando a medir entre 8 y 10 centímetros y con un peso medio de entre 35 y 50 gramos. Se caracterizan por tener un pelaje generalmente corto y de color pardo. Además, tienen los ojos más saltones y una nariz bastante respingona. También cuentan con una línea dorsal delgada y definida que les recorre la columna vertebral pero carece de las líneas laterales negruzcas que delimitan la zona blanca de la barriga. Estos animales también son muy territoriales y tienen un carácter bastante difícil.

Hamster Ruso de Zungaria

A continuación, nos encontramos con el Hamster Ruso de Zungaria, otra variedad de hamster enano cuyo nombre científico es Phodopus Sungorus y fue descubierto en el año 1773. Es el más común de todos los hamsters enanos, de aspecto parecido al Campbell aunque es algo más pequeño, miden entre 7 y 10 centímetros y pesan entre 30 y 40 gramos. Se caracteriza por la línea dorsal que le recorre la columna, que es más gruesa que la de los Campbell y por los tonos de su pelaje que cambian de gris oscuro a blanco dependiendo de la estación, normalmente de un tono grisáceo a excepción del invierno, cuando la luz solar se reduce a ocho horas diarias o menos el color de su pelaje cambia a un tono blanco. Son menos territoriales que los hamsters anteriormente mencionados aunque también les cuesta convivir con otros de su misma especie.

Hamster Chino

En cuanto a los Hamsters Chinos, seguimos clasificándolos como hamsters enanos. Su nombre científico es Cricetulus Griseus y fue descubierto en el año 1839. Es más pequeño que los anteriores con una longitud de entre 8 y 13 centímetros y con un peso de entre 30 y 45 gramos. De aspecto es muy parecido al Hamster Ruso de Zungaria por sus tonos grisáceos y la línea dorsal, aunque es mucho más finita y clara que en los rusos. También se diferencia porque sus rasgos son mucho más afilados y es mucho más estilizado, más parecido a un ratón, pero lo más característico de este animal es que a diferencia de otros hamsters posee una cola relativamente larga, que puede medir entre 2 y 4 centímetros. En cuanto a la sociabilidad entre ellos, son menos agresivos que otros hamsters y pueden llegar a convivir entre ellos. Sin embargo, las hembras son mucho más territoriales que los machos y en un momento dado podrían darse peleas serias e incluso podrían llegar a matarse.

Hamster Roborowsky

Por último tenemos a los Hamsters Roborowski, la raza más pequeña de hamster conocida. Su nombre científico es Phodopus Roborovskii y fue descubierto en el año 1894. Mide entre 5 y 9 centímetros y pesa unos 35 gramos. Se caracteriza, además de por su tamaño, por su pelaje es de color pardo siendo la mitad inferior de su cuerpo de color blanco. Son los más inquietos y curiosos de todos los hamsters y aunque pueden llegar a vivir en compañía de hamsters de su misma especie tienen un carácter bastante malo cuando se relacionan con las personas.

Artículo escrito por: Hikari-chan

Vídeo

Etiquetas

About Me

hikari@masquehamsters.com chuby@masquehamsters.com

Twitter

    Photos

    Sin título-5Sin título-1la caza del maízDSCN3614DSCN3612DSCN3611DSCN3609DSCN3610