Ácaros y Sarna

Publicado por Staff Más que Hamsters El 20 - julio - 2010

Introducción

Hamster Sirio con Sarna.

Los ácaros son parásitos que viven en pequeñas cantidades en la piel del hamster y de otros animales. Prácticamente los podemos encontrar en todos los sitios (alfombras, ropa, cortinas…). En ocasiones es posible que estos ácaros invadan al animal aprovechando un sistema inmune débil, alguna patología previa que hagan que se debilite el animal (como tumores), falta de vitamina A y E… es decir, cualquier situación que haga que el animal no pueda combatir contra ellos. Al principio puede resultar una simple alergia a los ácaros, pero a pesar de lo que nos pueda parecer, es necesario que el hamster sea tratado ya que los ácaros continúan invadiendo al animal, que acaba muriendo totalmente cubierto de escamas y en ocasiones heridas que el propio hamster se produce al rascarse.

 

Síntomas
Los síntomas son muy variados, pero en general suele haber pérdida de pelo, caspa y costras blancas por la jaula y por el pelaje y un rascado continúo y muy exagerado que puede llegar a producir heridas. También tenemos un pelaje aceitoso (ya que el hamster se lame para aliviar el picor). Y todos estos síntomas pueden ir seguidos de otros síntomas psíquicos como apatía, pérdida del apetito, dormir más que de costumbre, perdida del interés por salir a jugar y en general cualquier anomalía que detectemos  junto con los otros síntomas podría estar relacionada con estos parásitos.

Hamster Roborowsky con el Pelo Graso por los Ácaros.

Si se coge a tiempo esta enfermedad, es posible que el tratamiento únicamente consista en inyectarle cortisona para el picor o bien echarle unas gotas de ivermectina en la nuca (si el veterinario considera que puede ser perjudicial inyectarla a un animal tan pequeño). Sin embargo si no nos damos cuenta o damos por hecho que no es nada grave, puede derivar en sarna, que seria una agravación de la invasión de los ácaros. En este caso el tratamiento puede llegar a ser muy largo (muchas visitas al veterinario) y depende mucho del animal, ya que si no conseguimos aumentar sus defensas difícilmente podrá combatir a los ácaros. En caso de sarna el tratamiento es algo más duro, ya que se le inyecta ivermectina, en pequeñas cantidades, y es posible que no responda bien (al ser animales muy pequeños). El veterinario es quien debe valorar la situación, indicarnos el tratamiento más adecuado y el número de visitas que tendremos que hacerle para llevar a cabo dicho procedimiento. Existe un tratamiento novedoso y que es una alternativa a la ivecmectina inyectada, se trata de una pipetas que se ponen en la nuca del animal y puede eliminar eficazmente la sarna. Estas pipetas contienen ivermectina pero son menos agresivas.

Por ultimo, ya que dependiendo del animal es posible que haya recaídas y que tengamos que volver a iniciar el tratamiento, lo recomendable es vigilar al animal para poder detectarlo cuanto antes (ya que es muy importante cogerlo a tiempo para una mayor eficiencia del tratamiento).

Precauciones con el hamster y la jaula

Complemento Vitamínico.

Debemos buscar frutas y verduras ricas en vitamina A y E (aguacate, brócoli, naranja, etc.) y hacerle ensaladas variadas con todas esas frutas y verduras para que su sistema inmune mejore. También podemos complementarlo con unas vitaminas que le administraremos durante un mes (o el periodo que estime el veterinario). Por otra parte, es posible que el sustrato que estemos usando no sea el adecuado, ya que algunos, como el serrín, contienen mucho polvo (y en consecuencia, ácaros) que puede empeorar la salud del hamster. Por tanto cambiaremos el sustrato por otro y observaremos si hay alguna mejoría. También limpiaremos la jaula con lejía diluida en agua para eliminar los restos de ácaros y escamas, y luego la ventilaremos bien en una terraza un par de horas (podemos repetir esta operación un par de veces a la semana en casos extremos o muy graves). Otra opción es echar antiparasitarios en la jaula, pero se ha de comprobar que no son perjudiciales para el hamster.

En cuanto al animal en sí, no es recomendable echarle lociones para el picor porque se ha demostrado que en algunos casos han agravado la sarna y disminuido el efecto del tratamiento con ivermectina. En su lugar podemos aplicarle al pelaje un antiséptico diluido en agua (clorhexidina) para aliviar el picor o curarle las posibles heridas producidas por el continuo rascado. Otras opciones son cepillarlo para eliminar ácaros, darle un baño o aplicarle con un bastoncillo una loción antiparasitaria, pero deberemos secarlo bien para evitar que se intoxique al chuparse y esperar unos minutos para que lo absorba la piel.

Costras y Piel de Hamster.

Si hemos decidido bañarlo debemos mantener una temperatura cálida en la zona que lo bañemos, y el agua debe estar caliente (pero no ardiendo). Para bañarlo podemos usar un jabón para bebes (que sea suave, respete el PH y tenga vitaminas) o bien, podemos usar uno de hamster (pero al tener la piel sensible es más recomendable usar uno que sea suave). Para bañarlo echamos jabón en una cubeta de agua caliente y mojamos al hamster (siempre evitando el contacto del agua y el jabón con las orejas y los ojos), después lo secamos suavemente con una toalla y una vez seco lo metemos en la jaula (que se quedará en esa zona caliente hasta que el hamster se seque del todo). No es nada recomendable usar secador, es posible que el animal entre en estado de shock debido al fuerte ruido. Pero si no hay más remedio (porque hace mucho frío en la casa, por ejemplo) lo haremos a mucha distancia y a la mínima potencia, y posteriormente dejaremos al animal tranquilo para que se recupere del trauma. Pero como regla general, nada de secador.

PRECAUCIONES CON OTROS ANIMALES Y HUMANOS.

Hay que tener en cuenta que si tenemos otro hamster deberemos aislarlo del enfermo para evitar el contagio por contacto y limpiar escrupulosamente todo aquello que el hamster sano comparta con el enfermo. Además, tanto si tenemos otros animales (que no sean necesariamente hamsters) en contacto con el hamster enfermo (e incluso nosotros mismos) debemos tener en cuenta que el contagio por sarna de hamster es improbable, pero no imposible. Por ello evitaremos que esos otros animales entren en contacto con el animal enfermo. Así mismo, los niños no podrán tocar al hamster hasta que este sano o el veterinario determine que no es contagioso, y si tenemos que tocarlo nos lavaremos escrupulosamente las manos o bien usaremos guantes desechables.

Artículo escrito por: Chuby

Principales Enfermedades

Publicado por Staff Más que Hamsters El 16 - julio - 2010

Las principales enfermedades que pueden sufrir nuestros hamsters son las siguientes:

Estrés

Los hamsters son muy sensibles a los cambios bruscos en su entorno. Por ello al limpiar la jaula deberemos dejar todo en el mismo sitio y procurarle una estancia cómoda mientras efectuamos dicha limpieza (un transportín u otra jaula que tengamos disponible). No deberá estar cerca de ruidos o música elevada, ni ser agobiado por mucha gente tratando de cogerlo. Y deberemos hablarle en voz bajita y suave. Al mismo tiempo, si el animal no goza de una jaula apropiada para su tamaño, sufrirá esta enfermedad.

Heridas en los labios o en el hocico

Suelen deberse a una alimentación deficiente y por tanto a una falta de vitaminas y minerales. Deberemos acudir al veterinario para que nos recete una pomada y buscar un pienso mas equilibrado. Otra posibilidad es que ellos mismos se hayan herido mordiendo sus jaulas o algún juguete. Debemos vigilar que no haya nada puntiagudo con lo que puedan herirse y evitar, en la medida de lo posible, que muerdan los barrotes de sus jaulas.

Ácaros y hongos

Si el hamster se asea o rasca en exceso, el pelaje aparece graso o con escamas (o costras, e incluso heridas), es posible que tenga alguna de estas enfermedades. Deberemos acudir al veterinario para que lo trate eficazmente. Estas enfermedades suelen producirse cuando el hamster tiene un sistema inmunitario deficiente, por lo que debemos revisar su alimentación e higiene (tanto exagerada como escasa).

Diarrea

Los síntomas son heces líquidas o pastosas y zona anal sucia. Puede deberse a una infección bacteriana contraída por alimentarse de algo en mal estado, de alguna planta venenosa, o simplemente de algo que haya encontrado a su alcance, además de por una deficiente higiene en su jaula o por un exceso de verduras ricas en agua (como la lechuga). Lo primero que tenemos que hacer es limpiarle la zona anal, retirarle las verduras y frutas y acudir cuanto antes al veterinario. En estos casos es primordial mantenerlos hidratados ya que por la diarrea pueden morir deshidratados en cuestión de horas.

Maloclusión dental y obstrucción de los abazones

Los incisivos de los hamsters crecen continuamente, es por ello que deberemos procurarle objetos para que pueda desgastarlos (madera, barritas, piedras de calcio, etc.). En caso de maloclusión deberemos acudir al veterinario cuanto antes para que pueda limárselos o si fuera necesario cortárselos. Los síntomas más comunes son que el hamster deja de comer, tiene sangre en la boca y se siente apático.

Después de un Llenado Excesivo de los Abazones Deberemos Revisar que los Vacía Correctamente.

La obstrucción de los abazones puede producirse por darle alimentos pegajoso, agitarlo o moverlo bruscamente cuando los tiene llenos, ponerle nervioso e incluso porque él mismo haya introducido demasiada cantidad de comida o material dentro. También hay algunos materiales, como el algodón, que por sus materiales se quedan pegados con facilidad en el interior de los abazones. Los síntomas es que el hamster se pone nervioso tratando de extraer los alimentos contenidos en los abazones. También es posible producirse desgarros en su interior e incluso que se salga el abazón. Deberemos acudir al veterinario.

Resfriados

En ocasiones por una bajada brusca de temperatura es posible que el hamster se resfríe. Así mismo, si el hamster está expuesto a corrientes de aire es muy fácil que pueda resfriarse. Los síntomas son mucosidad, estornudos y ruidos al respirar. Para evitar esta enfermedad, deberemos alejar al hamster de las corrientes de aire, de terrazas sin cerrar o acristalar y en general de cualquier bajada brusca de temperatura y reforzar su alimentación con frutas y verduras ricas en vitamina C. Una vez enfermo deberemos acudir rápidamente al veterinario.

Enfermedad de la cola mojada o colibacilosis

Los síntomas son diarrea, apatía y zona anal sucia. Deberemos retirarle al hamster las frutas y verduras, limpiarle la zona anal, mantenerlo hidratado y acudir rápidamente al veterinario.

Tumores

En ocasiones al hamster le aparecen bultos que pueden ser acumulaciones de grasa o cáncer. Si viéramos alguno, deberemos acudir al veterinario para determinar de que tipo de tumor se trata y si es recomendable extirparlo o por el contrario la mejor opción es la eutanasia o que conviva con él.

Fracturas

Se suelen producir por caídas ya que los hamsters no perciben las alturas y no tienen tan buen equilibrio como las ratas. Si una vez que se ha caído, el hamster se mueve con normalidad deberemos dejarle tranquilo en su jaula y quitarle elementos peligrosos como tubos o escaleras para que no haga movimientos bruscos y sus huesos suelden por sí solos en un par de semanas. Si en cambio vemos que cojea o que no mueve las patas traseras deberemos acudir al veterinario.

Golpes de calor

En verano deberemos tener al hamster en un lugar fresco (lejos de corriente de aire) y con agua fresca siempre a su disposición. Podemos poner cerca de la jaula bolsas de gel de las que se guardan en el congelador y darle de vez en cuando fruta o verdura congelada (que simulan nuestros helados). El calor es mortal para ellos ya que a diferencia de los humanos no pueden transpirar (sudar) por lo que no soportan temperaturas superiores a 26ºC.

Heridas

Pueden producirlas otros hamsters, el propio animal o algún elemento de la jaula. Deberemos desinfectarlas una vez al día como mínimo con una solución de agua y soluciones yodadas (1 gota de yodo por cada 9 gotas de agua) o bien con una solución de agua con sal hervida. Si vemos que la hemorragia no cesa o que después de un par de semanas continua sangrando o no se ha curado, deberemos acudir al veterinario para que pueda proporcionarle un coagulante.,También acudiremos cuando haya heridas con grandes hemorragias o que precisen puntos de sutura u otros tratamientos que el veterinario nos prescribirá.

Conjuntivitis o legañas

Si el hamster tiene legañas, los ojos cerrados, pegados o inflamados es posible que tenga una infección ocular. Como primera medida le lavaremos los ojos con manzanilla  tibia (la infusión) o bien suero fisiológico aplicadosiempre con una gasa y nunca con algodón ya que se le podrían quedar fibras en los ojos. Si el problema persiste tras unos días limpiándole los ojos deberemos acudir al veterinario.

Diabetes

Para evitarla no deberemos darle alimentos ricos en azúcar al hamster y deberá tener una dieta saludable y lo más variada posible. Un exceso de azúcar o simplemente el envejecimiento del hamster pueden producir esta enfermedad. Si orina más de la cuenta y ya tiene una cierta edad es posible que tenga esta enfermedad. Deberemos acudir al veterinario que nos dirá realmente si tiene diabetes o no y cual es la mejor forma de tratarla.

Artículo escrito por: Chuby

Vídeo

Etiquetas

About Me

hikari@masquehamsters.com chuby@masquehamsters.com

Twitter

    Photos

    Sin título-5Sin título-1la caza del maízDSCN3614DSCN3612DSCN3611DSCN3609DSCN3610