Ácaros y Sarna

Publicado por Staff Más que Hamsters El 20 - julio - 2010

Introducción

Hamster Sirio con Sarna.

Los ácaros son parásitos que viven en pequeñas cantidades en la piel del hamster y de otros animales. Prácticamente los podemos encontrar en todos los sitios (alfombras, ropa, cortinas…). En ocasiones es posible que estos ácaros invadan al animal aprovechando un sistema inmune débil, alguna patología previa que hagan que se debilite el animal (como tumores), falta de vitamina A y E… es decir, cualquier situación que haga que el animal no pueda combatir contra ellos. Al principio puede resultar una simple alergia a los ácaros, pero a pesar de lo que nos pueda parecer, es necesario que el hamster sea tratado ya que los ácaros continúan invadiendo al animal, que acaba muriendo totalmente cubierto de escamas y en ocasiones heridas que el propio hamster se produce al rascarse.

 

Síntomas
Los síntomas son muy variados, pero en general suele haber pérdida de pelo, caspa y costras blancas por la jaula y por el pelaje y un rascado continúo y muy exagerado que puede llegar a producir heridas. También tenemos un pelaje aceitoso (ya que el hamster se lame para aliviar el picor). Y todos estos síntomas pueden ir seguidos de otros síntomas psíquicos como apatía, pérdida del apetito, dormir más que de costumbre, perdida del interés por salir a jugar y en general cualquier anomalía que detectemos  junto con los otros síntomas podría estar relacionada con estos parásitos.

Hamster Roborowsky con el Pelo Graso por los Ácaros.

Si se coge a tiempo esta enfermedad, es posible que el tratamiento únicamente consista en inyectarle cortisona para el picor o bien echarle unas gotas de ivermectina en la nuca (si el veterinario considera que puede ser perjudicial inyectarla a un animal tan pequeño). Sin embargo si no nos damos cuenta o damos por hecho que no es nada grave, puede derivar en sarna, que seria una agravación de la invasión de los ácaros. En este caso el tratamiento puede llegar a ser muy largo (muchas visitas al veterinario) y depende mucho del animal, ya que si no conseguimos aumentar sus defensas difícilmente podrá combatir a los ácaros. En caso de sarna el tratamiento es algo más duro, ya que se le inyecta ivermectina, en pequeñas cantidades, y es posible que no responda bien (al ser animales muy pequeños). El veterinario es quien debe valorar la situación, indicarnos el tratamiento más adecuado y el número de visitas que tendremos que hacerle para llevar a cabo dicho procedimiento. Existe un tratamiento novedoso y que es una alternativa a la ivecmectina inyectada, se trata de una pipetas que se ponen en la nuca del animal y puede eliminar eficazmente la sarna. Estas pipetas contienen ivermectina pero son menos agresivas.

Por ultimo, ya que dependiendo del animal es posible que haya recaídas y que tengamos que volver a iniciar el tratamiento, lo recomendable es vigilar al animal para poder detectarlo cuanto antes (ya que es muy importante cogerlo a tiempo para una mayor eficiencia del tratamiento).

Precauciones con el hamster y la jaula

Complemento Vitamínico.

Debemos buscar frutas y verduras ricas en vitamina A y E (aguacate, brócoli, naranja, etc.) y hacerle ensaladas variadas con todas esas frutas y verduras para que su sistema inmune mejore. También podemos complementarlo con unas vitaminas que le administraremos durante un mes (o el periodo que estime el veterinario). Por otra parte, es posible que el sustrato que estemos usando no sea el adecuado, ya que algunos, como el serrín, contienen mucho polvo (y en consecuencia, ácaros) que puede empeorar la salud del hamster. Por tanto cambiaremos el sustrato por otro y observaremos si hay alguna mejoría. También limpiaremos la jaula con lejía diluida en agua para eliminar los restos de ácaros y escamas, y luego la ventilaremos bien en una terraza un par de horas (podemos repetir esta operación un par de veces a la semana en casos extremos o muy graves). Otra opción es echar antiparasitarios en la jaula, pero se ha de comprobar que no son perjudiciales para el hamster.

En cuanto al animal en sí, no es recomendable echarle lociones para el picor porque se ha demostrado que en algunos casos han agravado la sarna y disminuido el efecto del tratamiento con ivermectina. En su lugar podemos aplicarle al pelaje un antiséptico diluido en agua (clorhexidina) para aliviar el picor o curarle las posibles heridas producidas por el continuo rascado. Otras opciones son cepillarlo para eliminar ácaros, darle un baño o aplicarle con un bastoncillo una loción antiparasitaria, pero deberemos secarlo bien para evitar que se intoxique al chuparse y esperar unos minutos para que lo absorba la piel.

Costras y Piel de Hamster.

Si hemos decidido bañarlo debemos mantener una temperatura cálida en la zona que lo bañemos, y el agua debe estar caliente (pero no ardiendo). Para bañarlo podemos usar un jabón para bebes (que sea suave, respete el PH y tenga vitaminas) o bien, podemos usar uno de hamster (pero al tener la piel sensible es más recomendable usar uno que sea suave). Para bañarlo echamos jabón en una cubeta de agua caliente y mojamos al hamster (siempre evitando el contacto del agua y el jabón con las orejas y los ojos), después lo secamos suavemente con una toalla y una vez seco lo metemos en la jaula (que se quedará en esa zona caliente hasta que el hamster se seque del todo). No es nada recomendable usar secador, es posible que el animal entre en estado de shock debido al fuerte ruido. Pero si no hay más remedio (porque hace mucho frío en la casa, por ejemplo) lo haremos a mucha distancia y a la mínima potencia, y posteriormente dejaremos al animal tranquilo para que se recupere del trauma. Pero como regla general, nada de secador.

PRECAUCIONES CON OTROS ANIMALES Y HUMANOS.

Hay que tener en cuenta que si tenemos otro hamster deberemos aislarlo del enfermo para evitar el contagio por contacto y limpiar escrupulosamente todo aquello que el hamster sano comparta con el enfermo. Además, tanto si tenemos otros animales (que no sean necesariamente hamsters) en contacto con el hamster enfermo (e incluso nosotros mismos) debemos tener en cuenta que el contagio por sarna de hamster es improbable, pero no imposible. Por ello evitaremos que esos otros animales entren en contacto con el animal enfermo. Así mismo, los niños no podrán tocar al hamster hasta que este sano o el veterinario determine que no es contagioso, y si tenemos que tocarlo nos lavaremos escrupulosamente las manos o bien usaremos guantes desechables.

Artículo escrito por: Chuby

Popularity: 79% [?]

El Sustrato

Publicado por Hikari-chan El 19 - julio - 2010

Como ya sabemos, debemos llenar el fondo de la jaula de nuestros hamsters con un material que sea cómodo e higiénico para ellos. A este material se le llama sustrato y si encontramos el adecuado evitaremos olores en las jaulas. Podemos hacerlo nosotros mismos, pero es mucho más fácil comprar un preparado en las tiendas ya que lo que nosotros podemos fabricar no suele ser lo más apropiado para ellos. Veamos los diferentes sustratos que podemos encontrar.

Viruta de Madera.

En primer lugar nos encontramos la viruta de madera o el serrín. Este sustrato es el más barato de todos y el más fácil de encontrar en las tiendas. Al mismo tiempo, es muy fácil de fabricar por nosotros mismos ya que con desmigajar madera o recoger el serrín que suelta lo tendríamos hecho. Sin embargo, no es bueno para nuestras mascotas por varios motivos.

  1. No es absorbente por lo que los pipis y las goteras de los bebederos se quedan sobre el sustrato y además de que la jaula coge un olor bastante desagradable, hamster se puede mojar y por ello enfermar con mucha facilidad.
  2. No es un sustrato limpio porque suelta y acumula muchísimo polvo. Eso puede obstruirles las vías respiratorias y provocarles problemas a la larga. Además, ese suele provocar alergias en muchas ocasiones e incluso agravar problemas con enfermedades cutáneas como la sarna.
  3. Se enreda muy fácilmente en el pelo. A los hamsters que tienen mucho pelo o el pelo algo larguito (los de angora o mezcla), se les engancha en el pelo y les produce malestar, enredos y tirones, además de que les estropea mucho el pelo.
Pellets de Madera Prensada.

Pellets de Madera Prensada.

Otro de los sustratos que podemos encontrar con bastante facilidad son los pellets de madera prensada o los pellets de lecho vegetal. Los pellets son cilindros compuestos por pequeñas porciones de material aglomerado o comprimido, de tal forma que elimina el polvo suelto que pudiera quedar en el serrín. Este sustrato es bastante efectivo ya que contiene poco polvo (siempre queda un poco ya que algún pellet termina por deshacerse en el saco), resulta muy absorbente y no se engancha en el pelaje de los animales. Cuando entran en contacto con líquido lo absorben y se deshacen formando una pasta fácilmente retirable de la jaula por lo que resulta mucho más limpio que la viruta. Sin embargo, también tiene sus problemas.

  1. Puesto que están compuestos por los mismos materiales, a aquellos hamsters que la viruta les dio alergia, es muy posible que los pellets también se la produzcan, aunque siempre en menos cantidad ya que el contacto con el pelaje es menor.
  2. Al ser un material tan grande, para que el sustrato no se mueva en la jaula y enganche las patas de los hamsters, hay que echar gran cantidad. Así mismo, para los hamsters más pequeños puede resultar molesto a la hora de andar sobre el sustrato.

Pellets de Papel Reciclado.

También podemos encontrar pellets de papel reciclado. Este sustrato está elaborado con periódicos biodegradables reciclados por lo que no contiene polvo. El sistema de funcionamiento es el mismo que el de los pellets de madera, por lo que es muy absorbente y tampoco se engancha al pelo del animal. Para eliminar las alergias es muy apropiado. Sin embargo, si decidimos comprarlo, tendremos que tener mucho cuidado ya que algunas marcas comerciales venden paquetes defectuosos que contienen alambres, papel de aluminio, plásticos e incluso hojas tintadas que pueden resultar tóxicas. Este sustrato podemos fabricarlo nosotros mismos con papel de periódico sin tinta alguna.

Lecho de Maíz.

Por último encontramos el lecho de maíz. Este sustrato está elaborado a partir de mazorcas de maíz por lo que no contiene polvo. Por su reducido tamaño es ideal para pequeños roedores ya que al andar sobre él no se harán daño en las patitas. Además, el material es muy absorbente y evita que se acumule la humedad dentro de la jaula. Este sustrato, al no estar compuesto por materiales vegetales o maderas, no provoca alergias y no se engancha en el pelo. El lecho de maíz es el sustrato más recomendable para estos animales.

Hay que aclarar que la arena de gato no se puede considerar un sustrato para los hamsters. El polvillo que suelta este material les obstruye las vías respiratorias y les causa grandes problemas. Además el material del que está compuesto les reseca la piel y pueden llegar a tener muchos problemas en las patas a la par que enfermedades cutáneas. Si además la arena es perfumada, terminará por atrofiar su sentido del olfato.

El heno o el papel de cocina o higiénico tampoco se pueden utilizar como sustrato. Estos materiales son apropiados para el nido del animal pero no como fondo de jaula ya que uno no es para anda absorbente y el otro permanece demasiado tiempo mojado, por lo que el animal terminaría por enfermar.

Pellets de Papel Reciclado de Mala Calidad. Foto tomada por Numadi.

Una vez que hemos elegido el sustrato que vamos a ponerle a nuestro pequeño, tenemos que tener en cuenta otros factores.

  1. La madera de los sustratos no puede ser de pino ni de cedro. Los hamsters contienen una sustancia en la saliva que disuelve los fenoles de las coníferas. Estos fenoles son tóxicos para nuestras mascotas y el pino y el cedro son dos coníferas con una altísima concentración de los mismos. Por eso, es vital que a la hora de elegir el sustrato, evitemos estas maderas a toda costa. Si además podemos evitar la madera de otras coníferas mejor, pero al tener menor concentración de fenoles no son tan peligrosas para nuestros pequeños.
  2. El sustrato que elijamos no debe estar aromatizado. Como ya sabemos los hamsters se guían por su sentido del olfato. Además marcan su territorio con el olor que desprenden a través de sus glándulas y para ellos, un sustrato perfumado puede ser muy confuso. Además, aquellos sustratos que tienen aromas fuertes, con una exposición prolongada en el tiempo pueden terminar por hacerles perder completamente el sentido del olfato. Si el sustrato es absorbente entonces no notaremos olores desagradables en la jaula.

Artículo escrito por: Hikari-chan.

Popularity: 39% [?]

Vídeo

Etiquetas

About Me

hikari@masquehamsters.com chuby@masquehamsters.com

Twitter

    Photos

    Sin título-5Sin título-1la caza del maízDSCN3614DSCN3612DSCN3611DSCN3609DSCN3610