Accesorios: La Casita

Publicado por Hikari-chan El 23 - julio - 2010

Casita de Plástico.

Para conseguir la completa comodidad de nuestra mascota necesitaremos proporcionarle una casita. Normalmente las jaulas traen sus propias casitas, pero si la nuestra no tiene tendremos que conseguirle una. Las casitas son obligatorias porque  nuestra mascota necesita un lugar de completa intimidad donde esconder su comida, hacer su nido y refugiarse de la luz y los ruidos. Para elegirla, lo más importante es el tamaño. Tendremos que elegir una casita en la que nuestro hamster entre y le quede espacio de sobra para montar su nido y almacenar comida. El material de la casita no es del todo relevante, pero si influye.

Casita de Madera. Foto tomada por Mai.

Las casitas de plástico aíslan del frío por lo que en invierno no dan ningún problema, pero no transpiran. Por eso en verano acumulan mucha humedad por las respiraciones del animal (ya que la respiración es prácticamente la única forma del hamster de eliminar calor) por lo que tendremos que tener cuidado para que no duerma en un sitio mojado. Además, si tiene dentro un material que acumula la humedad (como el papel de cocina) tendremos que cambiarlo bastante a menudo porque se queda mojado y deja mal olor. Este tipo de casa suelen ser bastante pequeñas pero si vemos que el animal las usa sin problema no debemos preocuparnos por ello.

Las casitas de madera son porosas y no acumulan humedad. También aíslan del frío por lo que son ideales para ellos tanto en invierno como en verano. Además suelen ser bastante espaciosas.

Casita de Arcilla. Foto tomada por Mai.

Las casitas de arcilla o barro (sin barnizar) cumplen las mismas características que las de madera: son porosas y no acumulan humedad. Además, el material es aislante por lo que en invierno estarán calentitos y en verano fresquitos. Estas casitas son ideales porque cumplen las necesidades de nuestros hamsters y al arañarlas les sirven para limar las uñas. Si la casa estuviera barnizada en invierno no conseguiríamos el efecto aislante ya que las paredes de la casa estarían heladas. Así mismo, no podría limarse las uñas con la arcilla.

Cuna de Borreguito.

También podemos encontrar cunas o tiendas de campaña de otros materiales como el borreguito. Este tipo de casas son ideales para el invierno ya que los mantienen muy calentitos. Sin embargo, en verano les dan demasiado calor y prefieren dormir al raso. Estas cunas tienen el problema de que los hamsters las arañan y las terminan destrozando en unos meses por lo que tendremos que andar comprando cunas regularmente para sustituirlas en cuanto queden hilos sueltos al alcance de la mascota.

Por último encontramos otro tipo de nidos. Podemos hacerles una casita vaciando un coco e incluso las hay de paja o esparto. Por los materiales son aislantes del frío y del calor y a su vez transpiran. Estos nidos vienen ya hechos (con sus túneles y agujeros) por lo que tenemos que tener muy en cuenta el tamaño que tienen para que nuestra mascota entre.

Artículo escrito por: Hikari-chan

Principales Enfermedades

Publicado por Staff Más que Hamsters El 16 - julio - 2010

Las principales enfermedades que pueden sufrir nuestros hamsters son las siguientes:

Estrés

Los hamsters son muy sensibles a los cambios bruscos en su entorno. Por ello al limpiar la jaula deberemos dejar todo en el mismo sitio y procurarle una estancia cómoda mientras efectuamos dicha limpieza (un transportín u otra jaula que tengamos disponible). No deberá estar cerca de ruidos o música elevada, ni ser agobiado por mucha gente tratando de cogerlo. Y deberemos hablarle en voz bajita y suave. Al mismo tiempo, si el animal no goza de una jaula apropiada para su tamaño, sufrirá esta enfermedad.

Heridas en los labios o en el hocico

Suelen deberse a una alimentación deficiente y por tanto a una falta de vitaminas y minerales. Deberemos acudir al veterinario para que nos recete una pomada y buscar un pienso mas equilibrado. Otra posibilidad es que ellos mismos se hayan herido mordiendo sus jaulas o algún juguete. Debemos vigilar que no haya nada puntiagudo con lo que puedan herirse y evitar, en la medida de lo posible, que muerdan los barrotes de sus jaulas.

Ácaros y hongos

Si el hamster se asea o rasca en exceso, el pelaje aparece graso o con escamas (o costras, e incluso heridas), es posible que tenga alguna de estas enfermedades. Deberemos acudir al veterinario para que lo trate eficazmente. Estas enfermedades suelen producirse cuando el hamster tiene un sistema inmunitario deficiente, por lo que debemos revisar su alimentación e higiene (tanto exagerada como escasa).

Diarrea

Los síntomas son heces líquidas o pastosas y zona anal sucia. Puede deberse a una infección bacteriana contraída por alimentarse de algo en mal estado, de alguna planta venenosa, o simplemente de algo que haya encontrado a su alcance, además de por una deficiente higiene en su jaula o por un exceso de verduras ricas en agua (como la lechuga). Lo primero que tenemos que hacer es limpiarle la zona anal, retirarle las verduras y frutas y acudir cuanto antes al veterinario. En estos casos es primordial mantenerlos hidratados ya que por la diarrea pueden morir deshidratados en cuestión de horas.

Maloclusión dental y obstrucción de los abazones

Los incisivos de los hamsters crecen continuamente, es por ello que deberemos procurarle objetos para que pueda desgastarlos (madera, barritas, piedras de calcio, etc.). En caso de maloclusión deberemos acudir al veterinario cuanto antes para que pueda limárselos o si fuera necesario cortárselos. Los síntomas más comunes son que el hamster deja de comer, tiene sangre en la boca y se siente apático.

Después de un Llenado Excesivo de los Abazones Deberemos Revisar que los Vacía Correctamente.

La obstrucción de los abazones puede producirse por darle alimentos pegajoso, agitarlo o moverlo bruscamente cuando los tiene llenos, ponerle nervioso e incluso porque él mismo haya introducido demasiada cantidad de comida o material dentro. También hay algunos materiales, como el algodón, que por sus materiales se quedan pegados con facilidad en el interior de los abazones. Los síntomas es que el hamster se pone nervioso tratando de extraer los alimentos contenidos en los abazones. También es posible producirse desgarros en su interior e incluso que se salga el abazón. Deberemos acudir al veterinario.

Resfriados

En ocasiones por una bajada brusca de temperatura es posible que el hamster se resfríe. Así mismo, si el hamster está expuesto a corrientes de aire es muy fácil que pueda resfriarse. Los síntomas son mucosidad, estornudos y ruidos al respirar. Para evitar esta enfermedad, deberemos alejar al hamster de las corrientes de aire, de terrazas sin cerrar o acristalar y en general de cualquier bajada brusca de temperatura y reforzar su alimentación con frutas y verduras ricas en vitamina C. Una vez enfermo deberemos acudir rápidamente al veterinario.

Enfermedad de la cola mojada o colibacilosis

Los síntomas son diarrea, apatía y zona anal sucia. Deberemos retirarle al hamster las frutas y verduras, limpiarle la zona anal, mantenerlo hidratado y acudir rápidamente al veterinario.

Tumores

En ocasiones al hamster le aparecen bultos que pueden ser acumulaciones de grasa o cáncer. Si viéramos alguno, deberemos acudir al veterinario para determinar de que tipo de tumor se trata y si es recomendable extirparlo o por el contrario la mejor opción es la eutanasia o que conviva con él.

Fracturas

Se suelen producir por caídas ya que los hamsters no perciben las alturas y no tienen tan buen equilibrio como las ratas. Si una vez que se ha caído, el hamster se mueve con normalidad deberemos dejarle tranquilo en su jaula y quitarle elementos peligrosos como tubos o escaleras para que no haga movimientos bruscos y sus huesos suelden por sí solos en un par de semanas. Si en cambio vemos que cojea o que no mueve las patas traseras deberemos acudir al veterinario.

Golpes de calor

En verano deberemos tener al hamster en un lugar fresco (lejos de corriente de aire) y con agua fresca siempre a su disposición. Podemos poner cerca de la jaula bolsas de gel de las que se guardan en el congelador y darle de vez en cuando fruta o verdura congelada (que simulan nuestros helados). El calor es mortal para ellos ya que a diferencia de los humanos no pueden transpirar (sudar) por lo que no soportan temperaturas superiores a 26ºC.

Heridas

Pueden producirlas otros hamsters, el propio animal o algún elemento de la jaula. Deberemos desinfectarlas una vez al día como mínimo con una solución de agua y soluciones yodadas (1 gota de yodo por cada 9 gotas de agua) o bien con una solución de agua con sal hervida. Si vemos que la hemorragia no cesa o que después de un par de semanas continua sangrando o no se ha curado, deberemos acudir al veterinario para que pueda proporcionarle un coagulante.,También acudiremos cuando haya heridas con grandes hemorragias o que precisen puntos de sutura u otros tratamientos que el veterinario nos prescribirá.

Conjuntivitis o legañas

Si el hamster tiene legañas, los ojos cerrados, pegados o inflamados es posible que tenga una infección ocular. Como primera medida le lavaremos los ojos con manzanilla  tibia (la infusión) o bien suero fisiológico aplicadosiempre con una gasa y nunca con algodón ya que se le podrían quedar fibras en los ojos. Si el problema persiste tras unos días limpiándole los ojos deberemos acudir al veterinario.

Diabetes

Para evitarla no deberemos darle alimentos ricos en azúcar al hamster y deberá tener una dieta saludable y lo más variada posible. Un exceso de azúcar o simplemente el envejecimiento del hamster pueden producir esta enfermedad. Si orina más de la cuenta y ya tiene una cierta edad es posible que tenga esta enfermedad. Deberemos acudir al veterinario que nos dirá realmente si tiene diabetes o no y cual es la mejor forma de tratarla.

Artículo escrito por: Chuby

Vídeo

Etiquetas

About Me

hikari@masquehamsters.com chuby@masquehamsters.com

Twitter

    Photos

    Sin título-5Sin título-1la caza del maízDSCN3614DSCN3612DSCN3611DSCN3609DSCN3610